ETOSHA NATIONAL PARK

                                                                                             (Viaje Austral IV)

No bajar del vehículo bajo ningún concepto

El Etosha National Park, con una extensión de 22.000 Kms/2,  está situado al norte de Namibia. Su superficie es tan grande como las provincias de Málaga y Almería juntas. Fue declarado Parque Natural en 1.907 por Von Lindekist, a la sazón Gobernador alemán de la entonces colonia germana.

Mapa E.N.P.
Mapa del Parque Nacional Etosha

En aquellos días el parque era mas grande que toda Andalucía, ya que contaba con 90.000 klms./2. Pero después de sucesivas modificaciones, el mismo ha quedado enmarcado en el área que ocupa actualmente.

El núcleo del mismo está compuesto por una laguna, seca la mayoría del tiempo, de 5.000 klms/2 de superficie, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.   La temperatura en los meses de octubre a febrero, verano austral, se mueve alrededor de los 38 grados centígrados.

V.A. E.Park, Manpostas (FILEminimizer)
Grupo de suricatas y su madriguera.

Es este uno de los parques naturales mas grandes de África. permitiendo ademas, debido a lo poca accidentado de su geografía, una buena observación de su rica fauna. Posee el mismo dos puertas principales por las que acceder  a él, ya que se encuentra aislado del exterior por una valla de 2.5 metros de altura que rodea todo su perímetro.

Ubicados en zonas bien visibles existen unos rótulos donde se anuncia que dichas puertas se abren y cierran con la salida y puesta del Sol.

En el interior del parque han construido las autoridades medioambientales namíbias tres zonas protegidas, valladas, a su vez, con una alambrada idéntica a la que enmarca el parque. Los horarios que regulan los acceso a estos campamentos, como sucede con los de acceso al parque, no están determinados por ningún cronometro. Ubicados en zonas bien visibles existen unos rótulos donde se anuncia que dichas puertas se abren y cierran con la salida y puesta del Sol. Después de ocultarse éste, las puertas se cierran y nadie puede entrar o salir del parque, o recintos acotados,  situados en el interior del mismo.

V.A. E.Park, Elefantes (FILEminimizer)
Elefantes en la charca.

Durante el día los visitantes pueden moverse libremente  -ya sea en vehículo propio, o formando parte de algún safari organizado-   por las innumerables pistas que cruzan éste inmenso territorio. La única restricción (debe cumplirse a rajatabla) es: No salir del vehículo bajo ningún concepto. Esta libertad de movimiento nos permite observar todo tipo de animales salvajes en su habita natural.

Nosotros entramos con nuestro camión por la Puerta de Anderson y, desde el primer momento empezamos a ver manadas o rebaños de cebras, antílopes, ñus, etc. Sobre las dos de la tarde nos encontrábamos montando  nuestras tiendas en el campamento de Okakuejo, donde nos preparamos un apetitoso asado compuesto con carne de fauna local.

Por la noche estuvimos observando los animales acercarse a beber a las charcas construidas para tal fin.

Por la noche estuvimos observando los animales acercarse a beber a las charcas «waterlouk», que tan estratégicamente ha construido la administración del parque para tal fin.

Los «Daytours»

Después del desayuno salimos de Okakuejo  buscando los rincones mas alejados de las concurridas pistas, ya que estas se encuentran saturadas por los «Daytours»  que vienen desde Windhouk y por falta de tiempo, solo pueden dedicarse al clásico Safari  fotográfico. Nuestro vehículo 4X4 y nuestro tipo de viaje nos permite, por el contrario, una observación mas cercana y real de esta fauna, conocida por nosotros solo por los documentales de TV o los zoos.

V.A. E.Park, jirafa (FILEminimizer)
Solo 7 vertebras, para tan largo cuello.

Coincidiendo con la puesta del Sol llegamos a Halali, otro de los campamentos situados dentro del parque. Esta vez montamos las tiendas junto a la alambrada que nos protege de esa fauna libre y salvaje que se mueve por la inmensa llanura que nos rodea.

Sentados alrededor de la fogata, la cual prolonga nuestras sombras hacia el impenetrable vacío reinante a la otra parte de la empalizada, los componentes del grupo comentamos  -sabiéndonos observados por infinidad de ojos, ocultos en la obscuridad de esta maravillosa noche africana-  las incidencias y anécdotas del día.

V.A. E.Park, Cebras (FILEminimizer)
Piara de cebras. Todas diferentes.

El cansancio va haciendo mella en nosotros y, unos antes otros después, todos terminamos por retirarnos a nuestras tiendas, donde el cansancio y las emociones vividas nos hacen caer, a pesar de la incomodidad de la cama y la dureza del suelo, en un profundo sueño.

Del mismo me saca un tremendo alarido, quizás graznido. Ya despierto, oigo otro idéntico al anterior. Un escalofrío recorre mi cuerpo, inmovilizándome e impidiéndome correr la cremallera de la tienda para ver de donde viene semejante bramido. Entonces, compruebo que mi compañera se mueve dentro del saco de dormir. Le pregunto si ha oído, a lo que responde afirmativamente, con voz apenas perceptible. Miro el reloj, sus manecillas marcan las tres de la madrugada. Mi mujer me extiende su mano, yo la aprieto con fuerza, nada decimos. Fuera, el embarazoso silencio es roto de nuevo. Esta vez por el canto de una rapaz, que en esta ocasión resulta francamente agradable a nuestros oídos.

Nadie hace ningún comentario, pero en el ánimo de todos está el ver, siquiera con los prismáticos, al gran SIMBA.

En el trópico amanece pronto, a las seis de la mañana, después de levantar el campamento, nos ponemos en movimiento en busca de nuestra pieza mas escurridiza.Nadie hace ningún comentario, pero en el ánimo de todos está el ver, siquiera con los prismáticos, al gran SIMBA.

V.A. E.Park, Elefante (FILEminimizer)
Hermoso ejemplar.

Nos deslizamos por la margen derecha de la gran laguna, nadie dice nada, el silencio es roto, solo por el ralentí del motor del camión al deslizarse lentamente por la pista de graba. La noche antes ha llovido sobre esta zona del parque. Los pastos están húmedos y, grandes manadas de ñús, cebras y antílopes pastan plácidamente en la inmensa pradera. A nuestra izquierda, alguien distingue un hermoso ejemplar de elefante que se encuentra arrancando a tiras la corteza de una acacia. Nos salimos de la pista para observarlo mejor, pero tanto nos acercamos a él que éste, enfadado, da un gran bufido…retrocede unos pasos y se planta, dirigiendo su desafiante figura hacia nosotros. Como quiera que nuestra intención no es molestarle (y además no conocemos sus intenciones, ni deseamos medir sus fuerzas) damos media vuelta y nos alejamos de él.

Simba, el depredador

A cierta distancia se distingue un enorme termitero, y cerca de él, semi ocultos por unos arbustos, unos bultos que se mueven. Nos acercamos, todo lo sigilosos que podemos y, efectivamente, a no más de 50 metros de nosotros hay una familia completa del rey de los depredadores.

V.A. E.Park, Coyote con leones (FILEminimizer)
Chacales esperando el festin.

La pareja y tres cachorros están devorando un ñú  -cazado probablemente la noche anterior-  mientras gran cantidad de chacales merodean por los alrededores a la espera de que los propietarios del festín sacien su hambre.

La escena que presenciamos es muy común en los documentales que nos ofrece la National Geografie, pero como sucede con tantas otras cosas, es muy distinto verlo desde el sofá de casa que hacerlo en directo.

Los padres, ya ahítos, yacen tumbados, cuan largos son, y observan a sus cachorros dar cuenta de los restos de su victima, además de cuidar que no se acerque ningún carroñero. Pasado un tiempo el macho se levanta, se mueve perezosamente de un lado para otro y finalmente, se dirige directamente hacia nosotros.

V.A. E.N.P. Patriarca en charca (FILEminimizer)
El patriarca en la charca.

Se detiene en una charca existente a unos diez metros de nuestro camión, bebe durante unos minutos, y sin dignarse mirarnos se pierde entre los matorrales que hay a nuestra derecha. Poco después es la madre la que, seguida de sus tres cachorros, sigue la estela que, minutos antes, había marcado el patriarca. Los chacales, una vez desaparecidos los leones, acuden en manada a terminar los restos del banquete dejado por sus hermanos mayores.

V.A. E.Park, Simba se marcha (FILEminimizer)
Después de comer y beber…la siesta.

 

En Etosha el ciclo de la vida sigue su curso y nosotros, satisfechos en nuestro ego, decidimos avanzar en nuestro viaje, rumbo a otro de los paraísos naturales de África: EL DELTA DEL OKAVANGO.

 

Paco Vidal

 

 

Deja un comentario